Todo vestido de azul cuando su alma es negra. (Guillaume Apollinaire)
.






.

.





.

Compartir
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 20 de junio de 2009

Monumento A Las Letras





Monumento

A Las Letras







Paul Delvaux, Pigmalión








Se me ha pegado un ángel,
ha confundido mis venas con metáforas,
trabaja de día y de noche
con una impunidad de hijo idiota
en los brazos maternos.

Es como un sol alucinado desfilando ante mí
arrancándome con licores verbales,
él es
EL HABLANTE,
el que contabiliza,
el creador del vacío.
Siento su putrefacta luz
brillando en mi cara,
arrojándome desde su cielo de mil lenguas
agua negra
y todos mis poros desaparecen
y me estoy quemando por los pies.
Yo soy un yo pegado a su espada,
soy su cuerpo fútil.

Yo soy su impasible,
su yo ubicuo
y tal vez
todo se resumiera
a una metamorfosis de mis músculos
debilitados por los pantanos
de alguna pesadilla.
Y mientras me encadena
esgrime mi hígado y mis pulmones,
mi forma de ser algo vivo
y todo lo que me queda es
la yuxtaposición
de sus ojos paradisíacos.


Se me ha pegado un estado intelectual de la blancura
como una lavandería,
como una lengua crematoria,
como la radiactivación de los átomos y los hematíes
por el influjo de sus genes violentos.
Bajo su empuñadura
yo canto blasfemias y exultaciones,
he abandonado mi estado biológico
y soy ahora un ente iónico,
un ser dramático,
una voz arterial.

Hay un temblor corrosivo
que abrasa como un horno
y siento la tensión de mis nervios
al entrar en contacto con sus labios
siempre excesivos,
siempre devastadores,
siempre dementes.


















.

No hay comentarios: