Todo vestido de azul cuando su alma es negra. (Guillaume Apollinaire)
.






.

.





.

Compartir
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 17 de septiembre de 2009

ÍNDICE

.









Photobucket



EL TIEMPO

 LÍQUIDO

Photobucket


Daniel Moreno García


ÍNDICE



Espalda Boreal

- Tierra Insalvable
- Es Toda La Razón
- Carretera Infernal
- Bajo Las Amenazas
- La Mitad De Mi Voz
- Monumento A Las Letras
- Himno A La Luz

Ojos Solubles

- Himno A La Tierra
- Banco De Nubes
- ¿En Qué Lugar?
- Rosas Rojas
- El Tiempo Líquido
- ¿Qué Sucede?

Viento Perfil

- Himno A La Sangre
- El Corazón Elidido
- Bola De Fuego
- Lágrima Caliza
- Las Hélices
- El Ángel De La Nada
















.

jueves, 10 de septiembre de 2009

El Ángel De La Nada

.




El Ángel De La Nada







Photobucket





“El fuego sólo dice una vez lo que quiere decir”


-Louis Aragón-








Amar el otro lado de la desesperación,
HABER ESTADO.

Aún duele el cuerpo
como una nada de hélices interminables,
cada poro una estrella reventando en los ojos,
el firmamento quieto, arde.

Pero yo tengo sed,
abandono tu pie subiendo por mi pecho,
Tiro tu mano al infinito, renuncio a la luna.

Tiro tus melodías cercando mis oídos,
la soledad
son estos músculos desmembrándose por crueles laberintos,
son los clarines del agua
llamándome a tierra.

La soledad son estos labios.

Yo amo este minuto de serpiente y olvido,
reniego, como lo haría un loco condenado a tu larga cabellera.
Van a pasar siglos desmurallados,
inermes,
abandono este fuego, este hambre, esta audacia.

La soledad serán tus ojos
que ya no llevan tus pequeñas palabras:
-pero yo te amaré hasta la pura extinción de los mundos-.
Huir,
desesperadamente huir
sin más murallas que la noche,
sin guerras huir, sin banderas huir,
sin recoger del cuerpo sus espumas vencidas.

Photobucket

La soledad son estos dedos
que no pudieron darte forma.











.

Las Hélices

.




Las Hélices




Photobucket



Es una necesidad compulsiva
de peinar continuamente los cabellos,
tener el gesto oblicuo de descender
por el aceite blanco de las manos,
apoyados en una pared
y separados del tiempo.

No hay preguntas,
nos servimos de la espalda para mostrar
algún signo de cordura
y en su verde tapiz,
quizás la mirada,
la voz,
nuestras propias pupilas
están dilatadas
y todo se haya izado en el aire
intolerablemente.


Photobucket


Todo tal vez está mezclado y permitido,
todo podrido como el tacto de un escorpión
y trepa de súbito por una esquina
y yo sé
que no es una alucinación,
hay algo que se derrite en las fosas
y el aire entra y sale violentamente del escenario
y se va sin cerrar las puertas
ni recoger papeles
ni acomodar las luces.

Como clavo en la espuma
quema el aceite entre las manos,
la evasión es ese gesto de los dedos por el peine
y nos arrodillamos frente a él
como a las equivocaciones
que lo inmortalizaron.


Photobucket


La noche sale
en alguna parte oscura de tu cabeza
como un acontecimiento inesperado
mientras el hambre se mitiga,
la nieve clava un alfiler
en el centro del corazón.Photobucket














.

Lágrima Caliza

.



Lágrima Caliza



Photobucket





Es como una broma,
no necesito lagos,
en un papel
puedo traer el gesto de los gritos,
de todas formas necesito la mano.
Escribiré sobre una pared,
la voz dirá,
la mentira dirá.

Escribiré que puedo abrir la puerta,
que puedo abrir la,
que puedo la.



papel Pictures, Images and Photos




Cualquier día, sentada en un renglón,
llegarán hasta mí las palabras omitidas con sus actos secretos,
ya voy a recordar los pies ascendiendo al cadalso,
ya voy a recordar...
verdaderamente he amado la ingravidez del coral,
he amado tus muslos y su fulgor violento,
he devorado tu ausencia como un fiero animal.
He vendido,
traficado,
codiciado,
he permanecido,
he ignorado... he cerrado los puños.
He escrito en tu delgadez
a cerca de las arañas.


CARACOL


Ahora es una mano serpiente,
una algo que se arrastra con la piel en los ojos,
se aferra al golpe que da tu nombre
mientras cae por el espacio.

El espacio, que no es más que un agujero interminable
abierto bajo la alfombra.

Te veo ahora allí tendido en la cima de la tortura,
en la invencible separación...
necesito que el aire se escriba en una frase,
remediar el aspecto envenenado del rostro
en la pureza de un espejo:

¡Repite,
escribe todavía,
no he terminado de escuchar, todo ha sido una prueba!
quiero traer
aquel día en el que era imposible golpear contra un montón de humo,
el frente era un tablero perseguido
por una casa.



Photobucket



Y me alzo deliberadamente contra el tiempo,
deliberadamente contra todo lo que se mueve en mi mano,
que ahora,
desencajada y libre,
recoge del suelo
la ropa que dejaste caída.


En el margen,
escribe
papel arrugado Pictures, Images and Photosla mano
un vocablo
oscuro
como un aullido.
















.

Bola De Fuego

.






Bola De Fuego












Me voy entre las sílabas,
yo sólo sé decir ese punto
que muere en mis brazos.

Y ya no quedan labios con los que perdonar
esa bola de mundo que llevas en la frente,
el fuego dice,
la mano se extravía,
los corredores se desplazan.

Y las reglas son siempre las mismas.

¿Cuánto tiempo he de seguir observándome,
espiándome,
en qué momento dejé los dedos solos sujetando el gatillo?

¿En que lugar inicié, desterré, desenterré?
y sin embargo
nada me pareció tan bello
como esos resplandores de charca,
esas rutas de selva en tu cuerpo,
esas islas ciegas en la llave del sueño.

El tiempo pasa dos veces sustraído de su movilidad,
otra es su combustión,
el tiempo es el testigo,
la escena,
la ola
que provoca esos tráficos en tu boca
y vives hundido en una gruta insalvable
y te comunicas por cuerdas
y todo vibra en el vórtice de las pendientes.

Y te habitan cuchillos que entran y salen
y es la noche con sus juegos de luz,
la existencia es simplemente un mago
que traduce los ecos de los espejos
y el bien y el mal es el azul
con sus pies tan húmedos como tu lengua
que divaga por las constelaciones de la deriva.

Tengo verdadero fervor
por parecerme a esa hora del delirio
cuando los pájaros se destapan
y se abren sus venas voladoras
y son como los estados de alerta de la risa.

Ya no hay planos,
el cascabel del sueño es tu mano
que abrasa continuamente la isla
y el color de la sangre se borra
por la propia vehemencia de la herida,

lo negro rechina en los cerrojos
con las manos quemadas.Photobucket













.

domingo, 6 de septiembre de 2009

El Corazón Elidido

.


El Corazón Elidido



Imogen Cunningham, The Dream, 1910






La vergüenza del corazón,
dos veces la misma realidad,
la escena.
La palabra distante de la voz, los ojos sin voz,
la tumba desmedida.

El tiempo que es el mismo. El tiempo que es el mismo.


La elipse,
lo callado,
la vergüenza del corazón.

La palabra hecha trizas, la evidencia hecha trizas,
lo saldado.

El color de la sangre usurpado en lo gris,
lo mentido.

Lo neutro,
lo neutro,
lo frío.

Los signos de puntuación inservibles,
EL POEMA ELIDIDO.

La tarde ensanchándose como una máscara de ti,
lo probable evadido, lo ausente,
lo nada.

Los brazos en carencia de brazos,
la piel sin olor,
lo vencido.

Sin ofensa la guerra, lo insomne de los signos,
los tambores del odio,
el sigilo.

La desbandada de los pájaros errados por el cielo,
la vergüenza del corazón.

Sin compasión el frío,
el silencio total,
la paz.
Esa paz.

La sangre sin orillas,
lo triste desmedido,
los campos de los santos,
lo exterminio.

Lo informe,
la invasión de lo cívico,
lo que ofende,
lo fatalmente dispuesto contra la vida,
lo sereno sosegado no maternal,
lo impreciso.

Lo divergente de la voz,
el ardid,
lo naturalmente muerto.

El nunca,
lo no fue,
lo no estuvo,
lo infantil inmaternal, lo no alado, lo no habido.
Lo nacido no nacido.

Lo que dudó,
omitió,
lo no.

Lo visceral, lo imprescindible de decir.












.

Himno A La Sangre

.






Himno A La Sangre




Photobucket





Acaso habrá más tiempo
de reparar esos relojes desbaratados,
habrá una mano
para encender las llamas congeladas.

¿Qué es lo que observan los ojos de la serpiente?

esas hogueras que se sumergen
en un escalofrío,
el estrépito de un cuerpo que naufraga
alargando sus huesos como una sombra,
días interminables como jirones de piel.

¿Qué es lo que se olvida después de la perversidad?

todo.

El ojo
se ha vuelto un ciego ciclón,
la noche respira membranas de fango,
la sangre
nos busca
a través de los ojos de la oscuridad
abiertos e insomnes como las tumbas.










.