Todo vestido de azul cuando su alma es negra. (Guillaume Apollinaire)
.






.

.





.

Compartir
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 20 de junio de 2009

Ojos Solubles

. 


Ojos Solubles






 Vincent Van Gogh, Noche estrellada sobre El Ródano








“Esto es un llanto, ojos sin fin, llorando, escombrera adelante, por las rui
nas de innumerables días. Ruinas que esparce un cero -autor de nadas, obra del hombre¬-, un cero cuando estalla.”

-Pedro Salinas-

















.

Himno A La Luz

.




.
René Magritte




HIMNO


A LA LUZ




El movimiento, amor, el movimiento.


El perdón de la luz sobre la tiranía de las sombras,
el rescate de una imagen pequeña
liberada por la luz.
Lo doloroso vencido,
lo profundo y violento lejano ya,
no hiriente,




el corazón no obstante de la piedra,
el alma.

El predominio de la luz
sobre el sangrante amanecer,
los ojos en plumas por el aire,
lo pequeño, la entrega,
el movimiento, amor,
el perdón.

Un paisaje de sueños, un sólo soplo, el instante.

La crueldad que no insiste,
el olvido, amor,
el agua.

No lo estático, lo sólido, lo férreo, lo salvaje,
sino la vida sin oprimir, lo que gira, lo rosa.

La luz.

No el temblor que tortura,
sino lo frágil, lo delicado, lo minúsculo.
Lo tenue amarillo de la mirada que torna poderoso,
el claror de la voz,
los brazos.

Unos pájaros ligeros y sublimes que nos amparan,
la protección de la penumbra.

Todo ese mundo amenazado por los dientes.



Pilar García Puerta 01-07-02











.

Monumento A Las Letras





Monumento

A Las Letras







Paul Delvaux, Pigmalión








Se me ha pegado un ángel,
ha confundido mis venas con metáforas,
trabaja de día y de noche
con una impunidad de hijo idiota
en los brazos maternos.

Es como un sol alucinado desfilando ante mí
arrancándome con licores verbales,
él es
EL HABLANTE,
el que contabiliza,
el creador del vacío.
Siento su putrefacta luz
brillando en mi cara,
arrojándome desde su cielo de mil lenguas
agua negra
y todos mis poros desaparecen
y me estoy quemando por los pies.
Yo soy un yo pegado a su espada,
soy su cuerpo fútil.

Yo soy su impasible,
su yo ubicuo
y tal vez
todo se resumiera
a una metamorfosis de mis músculos
debilitados por los pantanos
de alguna pesadilla.
Y mientras me encadena
esgrime mi hígado y mis pulmones,
mi forma de ser algo vivo
y todo lo que me queda es
la yuxtaposición
de sus ojos paradisíacos.


Se me ha pegado un estado intelectual de la blancura
como una lavandería,
como una lengua crematoria,
como la radiactivación de los átomos y los hematíes
por el influjo de sus genes violentos.
Bajo su empuñadura
yo canto blasfemias y exultaciones,
he abandonado mi estado biológico
y soy ahora un ente iónico,
un ser dramático,
una voz arterial.

Hay un temblor corrosivo
que abrasa como un horno
y siento la tensión de mis nervios
al entrar en contacto con sus labios
siempre excesivos,
siempre devastadores,
siempre dementes.


















.

La Mitad De Mi Voz

.




La Mitad

De Mi Voz









Salvador Dalí,
Estudio para el telón escénico del ballet Tristán e Isolda






Quiero ser original,
por ejemplo,
comerme una sombra.

Quiero decir,
que cuando acabe el poema
me arrancaré los ojos a silencios,
quiero ponerme en evidencia
y hacer mal las conjunciones
¿De qué me sirve la rabia sino es verde?

En el fondo
estoy tan próxima a mí
que cuando me toco
padezco una escisión
y sufro indescriptiblemente
pensando en el más allá
y no sé como volver
para escribir los poemas más bellos
a cerca de mi sangre.
Quiero entender
que tu voz se parezca a la luna
cuando sucede todo esto
y se expanden los colores
(blanco sobre una tumba)
y estás hasta en la sopa.

Soy un viento sin mí
que azota la noche entera
piedras de soledad
y tengo una nebulosa
buscándote
con una sed voraz
que se alimenta de musgos
y de lágrimas.

Hay un puñal infinito
que me separa de la herida.











.

Bajo Las Amenazas

.





Bajo Las Amenazas









Salvador Dalí, El corazón oculto





¿Quién conspira?

Si sé que de todas formas
para salvarme
me basta la caída en un verso
como un desarme.

Me entretengo: voy tras el enemigo.

Voy cerca de la muerte de las flores,
debajo de los puentes te busco,
en el charco más insólito,
lejos de las erudiciones
como un oxígeno final.

Yo te condeno a la peste de todos los amores empapelados,
a las largas historias de la infamia,
allí te quiero, en los libros malditos,
en el confín de los relámpagos
y los labios agujereados.

Yo te condeno
por el placer de condenarte,
porque tus resonancias son de cartílago
y sólo atiendo palabras desoladas,
desencajadas, arruinadas,
las potestades de tu alma y el granizo.

Golpes que andan con los pies
arrepentidamente, asesinadamente,
golpes sublimes, golpes fieras,
golpes sutiles, murciélagos con mística y alarmas
y el poder de gritar
en los abismos celestes.

Aquí
algo
se borra,
no se oye,
aquí lo digo,

aquí,




¿dónde?











.



Carretera Infernal

.





Carretera Infernal





Salvador Dalí, La desaparición del busto de Voltaire







Mira esa bola de ascuas,
su larga cabellera,
mira esos dedos retráctiles que pasan en legión,
su movimiento oscuro, su cáustica forma de erizo
y lo que se desliza por el hollín de la mirada.

Atento a esa forma invasiva
bajo las ruedas de tus ojos.

Escucha
el brillo impenetrable del pasaje
y su ferocidad,
el contrato del cuerpo con los tentáculos,
tu espalda doblándose por hilos de saliva.

Descríbeme esas larvas en gotas,
los estruendos en gotas,
los oídos sin tímpano,
los actos fallidos de La Muerte.
Háblame
del núcleo de las tormentas,
de aquella languidez de la lengua
bajando por los desfiladeros,
dime
las vueltas al deseo.

Enséñame tus legiones de dedos,
tus dedos de reptil,
muéstrame tus dedos ordenados por fábricas,
tus dedos–lazo,
tu escenario fatal.

Tus digitales dedos, la luz bajo la luz
y ese denso alquitrán en la boca.

El cuerpo SITIADO,
el acto en forma de bala
y todas las cadenas
soldándome al vacío.














.

Es Toda La Razón

.







Es Toda 

La Razón





Salvador Dali, Cenicitas




Esto es el amanecer,
desconsolado como un andén
al que nunca hubiésemos querido llegar;
estas son mis ropas,
he aquí sus estatuas.
Mi cabello es un híbrido,
he aquí los párpados,
aquí dejo mis maletas.

No puedo saber de qué noche vengo,
traigo las venas vacías
pero en sus dedos ha quedado el olor,
quedan las manchas desgarradas por el filo blanco,
he aquí mis ojos
sorprendidos por el ataque desorbitado de la evasión.

Esta es mi casa, hay y no hay multitudes y huellas,
vasos,
restos,
rutas,
hilos descalzos por la alfombra.
El polvo tiene forma de tumba polar
y todo se vincula, todo se comunica con el espacio,
todo canta
con su lenguaje de símbolos.

He aquí los capitanes de los mares perdidos
cuyos nombres nunca he reconocido en mis sueños,
los oteadores de los mares agraviados,
el extasiado punto del arco púrpura
que impone el amanecer.

He aquí que yo amo a los vendedores de océanos
y regreso a bordo de este tren con sus raíles ensangrentados,
soy el que se estrella contra el color incierto del asfalto,
he aquí los labios del huracán.

He aquí también el tiempo de las serpientes,
heme a mí frente a todo y el suelo,
sus crímenes frenéticos,
el suelo en rebeldía
y sobre todo ello mi voz.

Esto dice mi voz:
“gritos
sonidos
dimensiones se arrastran
cosas se arrastran.”

Tan sólo creo en las aproximaciones,
y no estos falsos gallos que esparcen su pico descomunal,
me defiendo contra el verso que ha desvelado la claridad,
contra estos ojos tan reales,
contra todas las cosas tan ciertas
que se alejan para siempre

inútilmente.













.

jueves, 18 de junio de 2009

Espalda Boreal







Vincent Van Gogh, Noche estrellada





“Cartas que van a escribirse hasta el alba, pájaros invisibles.”

-Luis Aragón-






















.

martes, 16 de junio de 2009

EL TIEMPO LÍQUIDO

.






EL TIEMPO

LÍQUIDO








ÍNDICE



Espalda Boreal

- Tierra Insalvable
- Es Toda La Razón
- Carretera Infernal
- Bajo Las Amenazas
- La Mitad De Mi Voz
- Monumento A Las Letras
- Himno A La Luz

Ojos Solubles

- Himno A La Tierra
- Banco De Nubes
- ¿En Qué Lugar?
- Rosas Rojas
- El Tiempo Líquido
- ¿Qué Sucede?

Viento Perfil

- Himno A La Sangre
- El Corazón Elidido
- Bola De Fuego
- Lágrima Caliza
- Las Hélices
- El Ángel De La Nada















.